Cuadro pintado en 1934 por Eugeniusz Marcin Kazimirowski. Plasma la visión de Jesús que tuvo Santa María Faustina Kowalska en el convento de Plock, Polonia el domingo 22 de febrero de 1931.

Fue confeccionado según las instrucciones que le daba Santa Faustina. Es la imagen original.

 

Como humano, es mi voluntad que de Ti no me separe ni el pecado, ni las imperfecciones cotidianas. Si es esa Tu Voluntad, así será.

Si hay voluntad de regeneración, hay siempre Divina Misericordia. Esta es una de las facetas de La Divina Misericordia.

Cuando inunda la sensación de no hacer lo correcto, no dejar que ésta sensación obsesione y aparte de Nuestra Señora.

Hay que volver instantáneamente. Con ánimo de superación. Nos están esperando.

 

 

Domingo 22 de febrero de 1931 en el convento de Plock, Polonia

 

"Al anochecer, estando yo en mi celda -escribe en el Diario - vi al Señor Jesús vestido con una túnica blanca. Tenía una mano levantada para bendecir y con la otra tocaba la túnica sobre el pecho. De la abertura de la túnica en el pecho, salían dos grandes rayos: uno rojo y otro pálido.  Después de un momento, Jesús me dijo: Pinta una imagen según el modelo que ves, y firma Jesús, en Ti confío (Diario, 47). Quiero que esta imagen sea bendecida con solemnidad el primer domingo después de la Pascua de Resurrección;

ese domingo debe ser la Fiesta de la Misericordia "(Diario, 49)

 

"Prometo que el alma que venere esta imagen no perecerá," Jesús le dijo a Faustina, según su diario, que ha sido estudiado y autenticado por la Iglesia durante varias décadas. "También prometo victoria sobre los enemigos ya aquí en la tierra, especialmente en la hora de la muerte. Yo mismo la defenderé como Mi gloria." (Diario, 48).

 

“Por medio de esta imagen colmaré a las almas con muchas gracias, por eso que cada alma tenga acceso a ella” (Diario, 570)

 

“El alma que confía en Mi misericordia es la más feliz porque yo tengo cuidado de ella” (Diario, 1273)

 

“Ningún alma que ha invocado Mi misericordia ha quedado decepcionada ni ha sentido confusión. Me complazco particularmente en el alma que confía en Mi bondad.” (Diario, 1541)

 

"A las almas que propagan la devoción a Mi misericordia, las protejo durante toda su vida como una madre cariñosa a su niño recién nacido y a la hora de la muerte no seré para ellas el Juez, sino el Salvador Misericordioso" (Diario, 1075)

 

“...a todos los que proclamen esta gran misericordia Mía. Yo mismo los defenderé en la hora de la muerte como Mi gloria aunque los pecados de las almas sean negros como la noche” (Diario, 379)

 

“ Todas las almas que Adoren Mi misericordia y propaguen la devoción invitando a otras almas a confiar en Mi misericordia no experimentarán terror en la hora de la muerte. Mi misericordia las protegerá en ese último combate” (Diario, 1540).

 

A quienes recen a la hora de la misericordia (3:00 pm):

 

" En esta hora nada le será negado al alma que lo pida por los méritos de Mi Pasión..."(Diario, 1320)

 

“En esa hora puedes obtener todo lo que pides para ti y para los demás.  En esa  hora se estableció la gracia para el mundo entero: la misericordia triunfó sobre la justicia” (Diario, 1572)

 

A quienes recen la Coronilla a  la Divina Misericordia:

 

 "Defenderé como Mi gloria a cada alma que rece esta coronilla en la hora de la muerte, o cuando los demás la recen junto al agonizante, quienes obtendrán el mismo perdón. Cuando cerca de un agonizante es rezada esta Coronilla, se aplaca la ira divina y la insondable Misericordia envuelve al alma y se conmueven las entrañas de Mi Misericordia por la dolorosa Pasión de Mi Hijo" (Diario, 811)

 

“Cuando recen esta coronilla junto a los moribundos, Me pondré entre el Padre y el alma agonizante no como el Juez justo sino como el Salvador Misericordioso.” (Diario, 1541)

 

"Reza incesantemente esta Coronilla que te he enseñado. Quienquiera que la rece recibirá gran Misericordia a la hora de la muerte. Los sacerdotes se la recomendarán a los pecadores como la última tabla de salvación" (Diario, 687)

 

“Cuando la recen los pecadores empedernidos, colmaré sus almas de paz y la hora de su muerte será feliz.” (Diario, 1541)

 

"A través de ella  obtendrás todo, si lo que pides está  de acuerdo con Mi Voluntad." (Diario, 1731)

 

A quienes recen la Novena a la Divina Misericordia:

 

“Durante este novenario concederé a las almas toda clase de gracias” (Diario, 796)

 

A los sacerdotes:

 

“Diles a mis sacerdotes que los pecadores más empedernidos se ablandarán bajo sus palabras cuando ellos hablen de Mi misericordia insondable, de la compasión que tengo por ellos en Mi Corazón.  A los sacerdotes que proclamen y alaben Mi misericordia, les daré una fuerza prodigiosa y ungiré sus palabras y sacudiré los corazones a los cuales hablen” (Diario, 1521)

 

Para los pecadores:

 

“Cuando reces esta oración con corazón contrito y con fe por algún pecador, le concederé la gracia de la conversión.

Esta oración es la siguiente:

Oh Sangre y Agua que brotaste del Corazón de Jesús como una fuente de Misericordia para nosotros, en Ti Confío"

 

 

La Fiesta de la Divina Misericordia, segundo Domingo de Pascua (Domingo posterior al de Resurrección):

 

“Di a las almas que les doy Mi misericordia como defensa, lucho por ellas Yo solo y soporto la justa ira de Mi padre.., esta Fiesta ha brotado de las entrañas de Mi misericordia para el consuelo del mundo entero” (Diario, 1517)

“..refugio y amparo para todas las almas y, especialmente, para los pobres pecadores. El alma que se confiese y reciba la Santa Comunión obtendrá el perdón total de las culpas y de la penas.. Que ningún alma tenga miedo de acercarse a Mi, aunque sus pecados sean como escarlata. La humanidad no conocerá la paz hasta que no se dirija a la fuente de Mi misericordia” (Diario, 699)

 

Jesús se muestra en la mayoría de versiones como levantando su mano derecha en señal de bendición, y apuntando con su mano izquierda sobre el pecho de la cual fluyen dos rayos: uno rojo y otro blanco (transparente). Las representaciones a menudo contiene el mensaje "Jesús, en ti confío" (en Polaco: Jezu ufam Tobie ). Los rayos tienen un significado simbólico: rojo para la sangre de Jesús (que es la vida de las almas ), y pálida para el agua (que justifica las almas) (Diario, 299). Toda la imagen es un símbolo de la caridad, el perdón y el amor de Dios, conocida como la "Fuente de la Misericordia".

 

 

La pintura de la Divina Misericordia de Kazimierowski fue mostrada por primera vez al público en las ceremonias de Pascua del 25-28 de abril de 1934, y la primera misa con una imagen de la Divina Misericordia fue celebrada por Miguel Sopocko en la puerta de la iglesia Amanecer en Vilna,

el 28 de abril de 1935 (segundo domingo de Pascua) antes de que el Vaticano aprobase el término domingo de la Misericordia en 2000.

 

 

 

 

Coronilla a La Divina Misericordia

 

 

Se utiliza un rosario común de cinco decenas.

 

1. Comenzar con un Padre Nuestro, Avemaría, y Credo.

 

2. Al comenzar cada decena (cuentas grandes del Padre Nuestro) decir:

 

"Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo,

la Sangre, el Alma y la Divinidad

de Tu Amadísimo Hijo,

Nuestro Señor Jesucristo,

para el perdón de nuestros

pecados y los del mundo entero."

 

3. En las cuentas pequeñas del Ave María:

 

"Por Su dolorosa Pasión,

ten misericordia de nosotros

y del mundo entero."

 

 

4. Al finalizar las cinco decenas de la coronilla se repite tres

veces:

 

"Santo Dios, Santo Fuerte,

Santo Inmortal, ten piedad de

nosotros y del mundo entero."

 

 

Según el diario de Santa María Faustina Kowalska

"Alienta a las personas a decir la Coronilla que te he dado... Quien la recite recibirá gran misericordia a la hora de la muerte. Los sacerdotes la recomendaran a los pecadores como su último refugio de salvación. Aun si el pecador mas empedernido hubiese recitado esta Coronilla al menos una vez, recibirá la gracia de Mi infinita Misericordia. Deseo conceder gracias inimaginables a aquellos que confían en Mi Misericordia."

 

 

  fuente: www.ewtn.com